¿Quién dijo que los niños no pueden aprender a coser y bordar?

1 de junio de 2011

 

Cuando tenía 6 años y estaba en el primer curso de la escuela primaria, en el siglo pasado, yo tuve una clase de Labores en la que nos enseñaban, sólo a las niñas, a coser y bordar. Los niños se dedicaban a otras cosas… Como ya he dicho era en el siglo pasado y las leyes de igualdad aún ni se intuían.
Igualmente en mi casa había una fuerte tendencia materna a que tanto mi hermano como yo, supieramos cosernos, por lo menos, un botón.
Por eso me pareció genial encontrar el blog americano Sewing School donde explican que llevan tiempo organizando talleres presenciales de costura y bordado para niños a partir de 6 años. Han tenido tanto éxito que incluso han publicado un libro con proyectos para realizar en casa.

Particularmente pienso que es una actividad de psicomotricidad fina muy importante para los niños, y que todos deberían hacer como ejercicio de concentración y de destreza motriz, más allá de cualquier connotación social.
Los niños pueden empezar a bordar dibujando sus propios dibujos directamente en la tela con un lápiz. Se ilusionarán por ver sus propios dibujos con hilos de colores.
 

¿Quién dijo que los niños no pueden aprender a coser y bordar?

 
Para comenzar con esta actividad es aconsejable colocar la tela en un bastidor para que esté tensa y facilite el bordado. El bastidor de un tamaño de hasta 15 cm está muy bien por que no pesa. Las agujas deberán ser gruesas y de punta redondeada, y la tela podría ser Aída de 14, que tiene los agujeritos más grandes.

Se puede comenzar dibujando formas sencillas sobre la tela con un lápiz o su propio nombre y así, empezar con un proyecto que no les canse y vean el resultado con rapidez.

Leído en: Sewing School.